The dark side of the meme generation

The dark side of the meme generation

En estos tiempos que corren, hay un pensamiento ocurrente cada vez que pasa algo nuevo en el mundo: Leer una nota de 5 párrafos o ver una imagen de pictoline que resume el hecho para enterarse?

Hoy, vengo a ser apocalíptica y anti-meme. A riesgo de ser tachada como chapada a la antigua, les traigo mi nota de por qué la cultura del meme no es taaaan buena.

La era digital viene con muchos beneficios, pero también con bastantes desprestigios a algunas buenas costumbres de antes, entre ellas la lectura. No es por “ñoñismo” o por un signo de vejez temprana que defiendo la lectura, simplemente, la realidad es que la única forma de enterarse lo que pasa, entenderlo y poder tener una mirada crítica, es a través de ella.

Me arriesgo a decir que la mayoría de las personas hoy prefieren informarse vía titulares de noticias y memes, lo cual trae GRAVES consecuencias, entre ellas la famosa e inmortal grieta argentina.

La marea de desinformación provoca odio, los titulares y memes muchas veces son tendenciosos y nos muestran una diminuta parte de la realidad. El recorte de lo que pasó es una de las piezas de información más tóxicas que existen, desvía la mirada hacia un detalle que no representa la situación y que pretende instalar un mensaje en la cabeza.

Esto significa que los memes, las infografías cortas y los titulares deben dejar de existir? NO.
Significa que es MUY importante que se restauren las ganas de leer antes de hablar. Los opinólogos abundan y lo único que siembran es caos y enojo.

 

¿Te gustó esta nota? Apoyá el contenido que te gusta y suscribite al Mermelada Club

Comparti: