Desafío: llevar adelante una optimización de la marca El Ciudadano Diario para poder acompañar el restyling del diario papel y digital. El proyecto tuvo varias etapas compuestas de varios racionales que explicaban cada modificación y optimización. Se trabajo pensando en no cambiar la identidad, pero en amoldarse a las nuevas plataformas de la actualidad. 

Ingredientes: Coordinación: Facu Zelaya | Dirección de arte: Luis Guzzo

Cliente: El Ciudadano diario

Trabajo: Optimización de marca y de formato de diario.

Año: 2018

Disciplinas: gráfica

RACIONAL

El desafío nos llevó a plantear pequeños cambios que causaran grandes mejoras en la comunicación de la marca.

El foco en cuanto a la optimización del signo identitario, se puso en la letra «C», en donde se plantearon trazos más orgánicos que permitieran mayor fluidez, y así poder lograr mayor funcionalidad en esta letra, para que pueda funcionar de manera autónoma.

Compositivamente, se busco salir de la extrema horizontalidad que presentaba el antecedente, sumado a que el signo se encontraba inscripto en una una figura geométrica, la cual limitaba a las diferentes aplicaciones de la marca.

Con la nueva propuesta, la meta fue entregarle a la marca una percepción más ascéptica, con más «aire», lo cual permitiera parámetros más altos en cuanto a legibilidad y dinámica.