Los argentinos eligen Internet como principal fuente de información pero al mismo tiempo desconfían de los datos que circulan por la Web. A su vez, usan las redes sociales, pero están preocupados sobre cómo las empresas manejan su información personal. Esto se desprende de un reciente estudio sobre los hábitos de las personas al navegar por Internet, llamado Digital Around the World y llevado a cabo por las empresas Hootsuite y We Are Social en julio.

El reporte, a su vez, muestra que más de la mitad de la población mundial está conectada a Internet, que aún más gente posee un dispositivo móvil y que la mayoría de los navegantes prefieren mirar videos como principal actividad online. Además, el estudio brinda datos sobre los hábitos de navegación de las personas, qué temas les preocupan y por qué tipo de cosas estarían dispuestos a pagar y por cuáles no.

Panorama de accesibilidad en la aldea global digital

Aún con desigualdades en cuanto a penetración y a velocidad, el reciente estudio muestra la celeridad con la que crece la adopción del mundo digital: ya hay 4300 millones de personas conectadas en todo el planeta, de las cuales 328 millones lo hicieron por primera vez en el último año. Es decir, que actualmente el 56% de la población mundial accede a Internet. De ellos, 3900 millones (51%) se conectan a través de dispositivos móviles.

Las conexiones móviles sobrepasan a la población mundial: debido a que muchas personas tienen más de un dispositivo (smartphones, tabletas y laptops) que se conecta a la Web, hay 7830 millones de conexiones móviles. Y el crecimiento de las redes sociales también es vertiginoso: la cantidad de usuarios activos se ubica actualmente en los 3500 millones.

En la Argentina, según datos de la Cámara Argentina de Internet (CABASE), la penetración de Internet en los hogares está en el orden de los 61,4%; y la conectividad móvil ronda el 52%.

¿Qué tan rápido se navega?

Con una velocidad promedio de 27,91 Mbps, Argentina todavía está lejos de la velocidad promedio mundial en lo que refiere a conexiones fijas, que actualmente es de 55 Mbps. Sin embargo, está un poco más cerca en lo que a conexión móvil se refiere, ya que la media local se ubica en 20,95 Mbps contra los 27,44 Mbps de la media planetaria. Paradójicamente, y de acuerdo a los datos suministrados por SpeedTest, durante junio Argentina subió en el ranking en relación a las conexiones fijas y bajó en las móviles.

Hábitos y preferencias

Sin duda, los hábitos de Internet fueron cambiando desde sus comienzos, afianzándose en los últimos tiempos el consumo de videos online, que se lleva el primer puesto por amplio margen, ya que fue elegido como actividad favorita por el 93% de los navegantes. Los servicios de música por streaming (Spotify, Google Music, etc.) están segundos en las preferencias, seguidos por los blogs, la escucha de estaciones de radios online y los podcasts.

Las redes sociales continúan siendo una de las mayores preferencias de los navegantes de Internet. Y Facebook continúa liderando el ranking, con 2375 millones de usuarios activos, a pesar de haber tenido un par de años movidos. En segundo lugar se encuentra YouTube, con 2000 millones y luego el mensajero WhatsApp, con 1600 millones.

Por otro lado, actualmente, la mayoría de las personas eligen informarse a través de medios online o redes sociales (el 82% los puso en el primer lugar de preferencia) que por la televisión abierta o por cable. En la Argentina no solo se sigue esa tendencia, sino que además está por encima de la media, con un 86% de preferencia por la información obtenida desde Internet. Sin embargo con pocos lo que quieren pagar por eso. Un magro 13% a nivel mundial afirmó haber pagado por el uso de algún servicio de noticias, y allí los argentinos incluso figuran por debajo del promedio, con un 8%.

Pago por ver y escuchar

En general, la gente sí parece dispuesta a pagar por otro tipo de contenido digital: un 65% sostuvo que desembolsó dinero por el consumo de películas, series o vídeos online (26%); seguido de cerca por escuchar música (23%) y un poco más atrás los juegos online (17%). En Argentina, un 61% indicó que paga por ese mismo contenido.

Un dato llamativo del estudio es que si bien la mayoría de la gente sigue prefiriendo al smartphone para conectarse a Internet (50,6%), el acceso desde estos equipos disminuyó en proporción un 3,5% en el último año. Por el contrario, las conexiones desde las computadoras personales de escritorio y las laptops crecieron en el mismo lapso de tiempo, llegando al 45,5%. Pero es notorio el aumento de las conexiones desde otros dispositivos, como los Smart TVs y las consolas de videojuegos, que subieron un 20% en el último año. Es decir, que son cada vez más las personas que pasan tiempo conectadas mirando películas, series o videos desde su televisor o jugando online.