En momentos así, solo se puede reír

En momentos así, solo se puede reír

Podría haber escrito la nota que venía planeando hace unos días, pero realmente el día de ayer no podía ser ignorado.

En una marea de desinformación constante que se viene gestando alrededor de las medidas gubernamentales y la pandemia, el domingo a la noche el presidente sacó un DNU para hacer que varias provincias, entre ellas Mendoza, volviera a la fase 1. El nivel de caos que se desató en la gente se vio volcado completamente en las redes sociales.

La gente no tuvo ni tiempo de procesar sus emociones. Desde las 12 de la noche hasta ayer al mediodía, explotaba el enojo, cataratas de tweets y posteos furiosos contra el gobierno nacional. Ciudadanos abogando por sus fuentes de trabajo y por su salud mental. Rody, quien era centro de críticas por la ley de la educación, hoy es un mártir. Se exacerba la marcha ya convocada, caos social.

La cosa es que, ayer al mediodía, se anunció que no hay tal fase 1 y solo se restringen ciertas actividades. ¿QUÉ HACEMOS AHORA? ¿Marchamos? ¿No marchamos? ¿Estámos enojados todavía? Algunos se ríen, otros siguen asegurando que hay fase 1 y aislamiento total, los medios van y vuelven, Suárez se convirtió en Cabral, soldado heróico. Mendoza en guerra contra el país. Manifestantes que vuelan, políticas que chocan, virus gratis.

Algunos deciden bajar humos mediante la risa, después de todo, el humor siempre ha funcionado como mecanismo de catarsis para las personas.  Los memes son una forma inmediata, no comprometida y sin repercusiones de manifestar la frustración y el enojo, permite descargar molestias internas de una forma aceptable y bienvenida socialmente.

¿Te gustó esta nota? Apoyá el contenido que te gusta y suscribite al Mermelada Club

Comparti: