El maravilloso mundo del vinilo: cómo iniciarte y por qué

El maravilloso mundo del vinilo: cómo iniciarte y por qué

Motivos y consejos para adentrarse en el mundo negro, redondo y elegante de escuchar música en vinilo, esa que solo se puede escuchar en casa, nada de Spotify ni Youtube. Ahora es cuando.

Si todavía no te decidís a ingresar al mundo del vinilo, acá va una triqueta de motivos para que dejes de dudar. El primero es obra del reconocido bajista Javier Malosetti, quien en una entrevista me dijo algo muy cierto “no hay nada más cuarenteneable que los vinilos: solo los podes escuchar en tu casa y ahora hay tiempo para hacerlo”. Y sí Javier, parece que tenemos cuarentena para rato.

En segundo lugar les puedo asegurar que los vinilos apuntan a casi todos los sentidos: los podes ver, oler, escuchar y tocar… solo falta que se puedan comer… ¿pasa lo mismo con el circulito verde de Spotify?

Por último, les presento un motivo muy moderno para un elemento tan clásico: el amor al vinilo no es exclusivo, podes tener una relación musical abierta. Aunque uses Spotify para escuchar música, ya sea en el auto o para salir a caminar, los vinilos no son celosos. Te van a esperar en casa, sin rencor alguno, porque tienen la seguridad de saber que son infinitamente mejores.

Foto: Lisa Obregón

Foto: Lisa Obregón

Doy por sentado que con esas razones ya te convenciste para empezar a escuchar/coleccionar vinilos así que acá van tres consejos:

Conseguí una bandeja decente. Huí de las valijitas que se ven muy lindas en Instagram y en publicidades pero no dejan de ser un juguete. Además de la bandeja, tenés que conseguir un amplificador y un par de parlantes. Hablar de valores es muy difícil en estos casos, pero lo mejor para empezar es recurrir a equipos vintage de los 70/80 de marcas como Sony o JVC. Si disponés de unos pesos, podes ir por una Audio Technica At Lp120, pero no me quiero poner muy técnico. Te recomiendo asesorarte con alguien que ya esté en este mundo, porque los precios son muy variables y también dependen del uso que le vas a dar. Además, también podes adaptar lo que ya tenés de audio en tu casa. Lo mismo insisto con algo: si querés apreciar realmente un vinilo, huí de las valijitas Crosley.

Segundo paso: conseguí vinilos. Algunos tienen la suerte de heredarlos, a eso los envidio profundamente y les deseo lo peor (que me los vendan baratos). Si no tuviste un tío con onda vas a tener que salir a comprar y aquí entramos en un tema con múltiples aristas.

¿Cuánto vale un vinilo? Como decía un viejo disquero: “preguntar eso es como preguntar cuánto vale un auto”. Hay discos muy caros, caros, a un precio razonable y muy baratos. Empecemos: los más caros son los de época que no fueron reeditados y que tuvieron tiradas de pocos ejemplares. Ejemplo: cualquiera de los Redonditos en buen estado supera los 8 mil pesos. Otro ejemplo: los discos de Los Pillos y Don Cornelio, dos bandas de culto de rock de los 80, pasan las 12 lucas. Discos de época que no son muy buscados valen cerca de 900pesos o menos (Queen, Zeppelin, The Police, Beatles, etc) y se consiguen fácil y en buen estado. O sea que el valor de un vinilo no depende de la “importancia” de la banda. En cuanto a las reediciones hay mucha polémica, algunas suenan bien y otras no tanto… las reediciones de rock argentino de los 80 se consiguen nuevas y cerradas por menos de 1.800 pesos (Soda, Sumo, Virus).

Foto: Lisa Obregón

Foto: Lisa Obregón

¿Dónde comprar? Mercado Libre no es parámetro, aunque es justo reconocer que a veces se consiguen discos a buen precio. Para mí lo mejor es chusmear en los grupos de Facebook (hay varios), ahí los valores son más razonables y suelen seguir una guía para catalogar el estado del vinilo y de la tapa.

Tercer y último consejo: compartí el amor por este formato con gente que esté en el tema, para eso podes sumarte al Club del Vinilo Mendoza, hacíamos reuniones en bares cuando se podía. Tenemos un grupo de Facebook y una cuenta de Instagram. Tanto virtualmente en las redes, como personalmente (cuando se pueda) vas a poder vender, comprar e intercambiar vinilos y conocer gente que está en el tema.

Me quedaron muchos temas por contar de este mundillo apasionante de escuchar en vinilo. Da para hablar del sonido, el ritual de la escucha, el coleccionismo discográfico, el vocabulario específico, el impacto visual de las tapas, en fin, espero poder desarrollar estos temas en futuras notas. Y no se olviden de la frase que estaba impresa en las tapas de los vinilos: “Disco es cultura”.

Por: Gustavo Ringo Obregón

Foto: Lisa Obregón

Foto: Lisa Obregón

Gustavo “Ringo” Obregón nació en Mendoza es Licenciado en Comunicación Social. Ejerce el periodismo y la docencia desde hace 20 años. Se especializa en cultura rock. Colaboró en diversos medios radiales y gráficos. Coordinó charlas con músicos y periodistas en distintos eventos como el festival de cine independiente Bafici Mendoza, la Feria del libro, el Club Musical UNCuyo y el Festival Disonante. Fue jurado en diversas ediciones de la Fiesta de la Cerveza y desde el 2016 organiza encuentros bimestrales con El Club del Vinilo Mendoza. Realizó en Taverna Culture Hall un ciclo de charlas denominadas “Escuchame entre el ruido” sobre los 50 años del rock en la Argentina. Además condujo las Maleante Live Sessions, un programa de TV web que incluye entrevista y concierto íntimo con las mejores bandas y solistas de Mendoza. Ha realizado la producción general de recitales de artistas y bandas como Rosario Bléfari, Santiago Motorizado, Mi Pequeña Muerte, Pasado Verde, Mariana Paraway, entre otros. Actualmente conduce en radio Tomémonos un tiempo por Vorterix Rock Mendoza, 104.5, continúa con la conducción de Ringoteca por Acequia TV y con la organización del Club del Vinilo en Mendoza.

¿Te gustó esta nota? Apoyá el contenido que te gusta y suscribite al Mermelada Club

Comparti: