El club de los que aman la moda pero temen usarla

El club de los que aman la moda pero temen usarla

Es común escuchar a cantidades de personas hablar sobre lo mucho que les gusta la moda y cuan al tanto están de las tendencias pero que no se animan a incorporarla a su estilo de vida, incluso es más habitual de lo que pensamos.

Los invito a reflexionar sobre nuestras limitaciones impuestas por la sociedad y por el rol que jugamos en ella.

Hoy en día la información abunda, seguimos en las redes a miles de marcas e influencers que muestran constantemente el ultimo grito de la moda y las más actuales tendencias, y la verdad es que nos encanta, así que lo cierto es que consumimos mucha moda virtual, pero ¿y en la vida real?

Cuántas veces escuchaste hablar sobre lo repetitiva que es la moda en nuestra ciudad, sobre la falta de variedad que nos ofrecen las tiendas, que nos vestimos todos iguales y que aunque nos encanten las ultimas fashion trends nos gustaría que importe menos la opinión ajena para animarnos a usarla.

La realidad es que todos nos vestimos haciendo un fino balance entre lo que “usan todos” y lo que nos gusta, pero realmente no nos vestimos como deseamos, porque a veces el juicio y la crítica juegan un rol mucho más importante.

Lo cierto es que la mirada del otro existe y va a existir siempre, pero propongo un mínimo cambio desde cada uno, simplemente, no opinar destructivamente sobre la apariencia y estilo del otro. Aprender a aceptar las diferencias sobre gustos y personalidades es el primer escalón para permitirse vivir la moda de la manera que deseen, sin poner en primer lugar la opinión ajena. Este es un gran ejercicio para soltar las limitaciones que tenemos incorporadas inconscientemente y que a su vez nos irá expandiendo la creatividad paulatinamente.

La moda es una expresión artística muy poderosa, una prenda; un color; un estilo o un accesorio que nos encante nos influirá positivamente en aspectos psicológicos cada vez que los usemos, permítanse vivirla y llevarla sin vergüenza, sin barreras, sin importar cuanto te miren y derriben los miedos que generan las posibles opiniones de afuera.

Se fiel a vos, no intentes parecerte a nadie, lleva tu esencia en lo que usas y vas a ver cómo tu estilo puede volverte radiante e inolvidable.

Nota: Mayra Ballesteros

¿Te gustó esta nota? Apoyá el contenido que te gusta y suscribite al Mermelada Club

Comparti: