CRUX STUDIO: Slow Fashion como bandera

CRUX STUDIO: Slow Fashion como bandera

Rocío Tarifeño y Santiago Vega, diseñadores de indumentaria y licenciados en diseño, son quienes le dan vida a Crux Studio con esa chispa tan atractiva.

El abordaje de esta marca se centra en la experimentación textil y siguen la filosofía sustentable del “Slow Fashion”. No usan géneros tal como son comercializados, sino que los transforman e intervienen y también elaboran sus propias telas.

Su insignia es el Textil Crux: Su recurso principal es el hilo, material que trabajan en grandes cantidades para el desarrollo de su propia materia prima. Una prenda de colección elaborada con tela propia puede llevar hasta 80.000 metros de hilo. Para elaborar esta tela se desarman los conos de hilo hasta formar madejas distendidas, que después se vuelven a entretejer y enfieltrar con procesos de presión, planchado y costura hechos de manera artesanal, obteniendo un tejido único y muy distintivo de la marca. Los otros textiles que utilizan son telas intervenidas. 

Su enfoque es totalmente sustentable para la moda actual ya que producen “slow fashion” producción de calidad y duradera, en contraposición a lo masivo y descartable.

También diseñan y realizan los complementos de la colección, como bolsos, aros, medias y otros accesorios para la venta que acompañan la imagen de campaña. 

El dato de color: Crux Studio salió ganador del Semillero Mendoza Fashion Week 2019 con un diseño muy power y vanguardista confeccionado con Textil Crux.

Nota: Mayra Ballesteros

¿Te gustó esta nota? Apoyá el contenido que te gusta y suscribite al Mermelada Club

Comparti: